Carrefour fía su renovación en España a sus tiendas Bio

Carrefour ha decidido cambiar sus supermercados anticuados por las modernas tiendas Bio, con productos ecológicos y a granel.


Carrefour fía su renovación en España a sus tiendas Bio

El nuevo supermercado Bio de Carrefour en la calle de San Bernardino (Madrid)


Los tradicionales y aburridos supermercados Carrefour están dando paso a una nueva generación de tiendas con una oferta mucho más rejuvenecida y adaptada a los jóvenes consumidores. Los enormes supermercados Carrefour, que han pasado décadas con pequeños cambios cosméticos, ahora dan paso a un nuevo concepto de tienda.

Se trata de Carrefour Bio, un nuevo concepto que ha comenzado a ofrecer productos ecológicos, de granel y con calidades mucho más elevadas que las de los alimentos industriales.

La cadena ha comenzado a trabajar con su propia marca blanca, Carrefour Bio y Ecoplanet, pero también cuenta con productos ecológicos de proveedores, frutas y verduras a granel y los zumos recién exprimidos que tanto éxito han tenido en Mercadona y que ahora están siendo copiados por casi todas las cadenas de supermercados.

Algunos de los productos de la marca Bio son la bebida de Soja (1 euro), el paquete de quinoa (3,25 euros), el muesli de quinoa y chocolate (4,10 euros) o los bizcochos de huevos frescos (1,62 euros).

Carrefour ya ha abierto dos cadenas Bio en Madrid. La primera en la calle Velarde del barrio de Salamanca y la segunda en la calle de San Bernardino, muy cerca de Princesa. El concepto fue inventado en Francia en 2013 y llega con retraso a España, pero la cadena está convencida de la necesidad de su expansión.

Con horario extenso (de 9:00 a 22:00 horas), las tiendas Bio intentan captar a un consumidor urbano, preocupado por la calidad de la materia prima y que intenta evitar productos procesados y con aditivos.

Carrefour necesita como nunca un cambio urgente en su modelo de ventas. El nuevo consejero delegado de la compañía, Alexandre Bompard, ha reconocido la necesidad de renovarse rápidamente y ha comenzado un plan de recortes que incluyen despidos en Francia y Bélgica.

La cadena ha sufrido pérdidas de 531 millones de euros el año pasado y busca nuevos esquemas comerciales más rentables y sostenibles. Carrefour Bio puede ser uno de ellos.

Cerrar