Amazon lanza muebles de marca blanca caros para competir contra Ikea

Amazon acaba de lanzar sus muebles de marca blanca con los que comenzará a competir con la tiendas de muebles Ikea


Amazon lanza muebles de marca blanca caros para competir contra Ikea

Un sofá de la marca blanca de muebles de Amazon.


El último lanzamiento de Amazon levanta una pregunta entre los compradores de muebles: ¿Dejaremos de visitar las enormes naves de Ikea en las afueras de las grandes ciudades para comprar los muebles a simple vista y sin movernos de casa en Amazon?

La compañía estadounidense, que comenzó vendiendo libros hace más de 20 años, se ha convertido en un fuerte competidor en casi todos los sectores. Ahora también comienza a atacar al mercado del mueble.

Las nuevas marcas blancas de muebles de Amazon, recién lanzadas en Estados Unidos, ofrecen muebles clásicos y rústicos con dos líneas diferenciadas: Rivet y Stone & Beam. La compañía ha presentado sus muebles de marca blanca inspirados en el diseño de mediados del siglo pasado y que, a simple vista, parecen una buena competencia a la oferta de Ikea.

Hasta ahora, el producto sólo está disponible en Estados Unidos pero Amazon trabaja en la internacionalización para ampliar la disponibilidad en sus principales mercados.

Amazon, más caro que Ikea

El precio es uno de los puntos más débiles del producto hasta ahora. Una silla Rivet Huxley Mid-Century cuesta 400 dólares, es decir, unos 340 euros, muy por encima de la oferta de la compañía sueca Ikea.

Algunos de los muebles, como este, cuentan con un alto porcentaje de críticas en Amazon: 19% de comentarios muy negativos que se quejan de su precio elevado y su pobre calidad en relación con las expectativas creadas.

El sofá-cama Rivet Elliot Easy-Pull, de dos plazas, está a la venta por 900 dólares, es decir, unos 780 euros. El producto se podría comparar con el sofá-cama Backabro de Ikea por 650 euros, 180 euros menos.

A la izquierda, el sofá cama de Amazon por 780 euros. A la derecha, el de Ikea por 650.

Sólo uno de sus sofás de Amazon, el Rivet Aiden, está por debajo de los 500 dólares y cuesta 232 dólares. El resto se ubica cercano a los mil dólares (862 euros) y alguno roza los 2.000 dólares.

Pero los muebles de Amazon tienen una clara ventaja sobre los de Ikea: vienen casi armados y el comprador sólo necesita ensamblar algunas partes como, por ejemplo, las patas. El envío es gratuito para los clientes Amazon Prime y se pueden devolver sin grandes problemas, siguiendo la política habitual de Amazon.

La multinacional de Jeff Bezos todavía no ha informado cuándo traerá sus muebles a España. Entonces será cuando sabremos si podremos comprar los muebles desde casa. Y si no nos gustan, los devolveremos.

Cerrar